En busca de nuevos mundos-Parte 1: garantizar la supervivencia de la raza humana

Nos encontramos a bordo de la nave “Migda” es una nave colonial que va en busca de nuevos mundos para la supervivencia humana.

Dejamos atrás nuestro querido planeta Tierra moribundo en busca de un nuevo lugar al que podamos llamar  “el nuevo hogar”.

Llevamos más de seis meses en esta nave, nos dirigimos hacia un planeta llamado “Tetro” que se encuentra a varios cientos de años luz de nuestro planeta.

Es el año 2140 y es el año en el que se decidió que lo mejor para la supervivencia humana es buscar nuevos planetas ya que el nuestro lo hemos matado nosotros mismos. 

Todo empezó  hace como unos 100 años cuando nuestro planeta empezó a dar sus primeras muestras de que algo estaba cambiando en el ambiente. Debido al cale talento global y cómo habíamos tratado el medio ambiente empezaron a aparecer diversos cambios sobretodo en al clima.

En zonas que se consideraba frías empezó a hacer muchísimo calor y en las zonas desérticas empezó a hacer el doble de calor.

Todo el mundo se puso en alerta y las grandes potencias intentaron poner un remedio a lo que era ya inevitable como es la destrucción de todo aquello indeseable para la vida.

Gracias a esos remedios las generaciones anteriores pudieron vivir de manera más o menos tranquila hasta hace unos treinta años cuando todo empezó a ponerse de peor manera.

En distintas zonas del planeta empezaron a aparecer volcanes,  tornados y tormentas de arena los cuales se llevaron por delante muchas vidas. Fue entonces cuando algunos países encabezados por Rusia y Estados Unidos idearon un plan para garantizar la supervivencia de la raza humana. Y su idea fue la de buscar posibles planetas que coincidieran con el nuestro en cuanto a clima y composición atmosférica.

Tardaron varios años en encontrar algún planeta hasta hace aproximadamente dos años cuando dieron con el planeta Migda. 

Después de un severo estudio se decidió que era el ideal para colonizar y se empezaron a enviar naves coloniales.

La nuestra es la octava nave con destino a este planeta, llevamos a bordo en hibernación alrededor de 4000 colonos. Nuestra llegada está prevista para dentro de dos años y medio. 

Si te ha gustado esto te podría interesar más.

Deja un comentario