La niña misteriosa

Había una vez una niña llamada Lulú tenía ocho años. Esa niña no hablaba casi nada, un día estaba jugando con sus muñecas ella estaba sola en casa porque sus padres estaban  todos los días en el trabajo las 24 horas menos los fines de semana. Lulú escuchó un ruido en el bosque se asustó y fue corriendo a mirar por la ventana. Ella pensaba que era el viento pero no estaba muy convencida. Llamo a sus padres pero no le cogían el teléfono entonces empezó a llamar a mucha gente a la policía, a los bomberos, a sus familiares pero nadie le cogía el teléfonos empezó a asustar cada vez más y se tumbó en la cama  a ver si se podía dormir, escucho otro ruido pero esta vez se oía más cerca. Lulú se levantó de la cama y fue otra vez a mirar por la ventana, vio una sombra y cuando volvió se giró y desapareció. Cuando se despertó estaba en medio de un bosque muy oscuro y aterrador. Sus padres volvieron a casa y no encontraron a Lulú.

Toda la casa estaba patas arriba, solo estaban sus muñecas que estaban sentadas en la cama. Una de ellas llevaba en la mano un cuchillo lleno de sangre. Sus padres llamaron a la policía pero nadie les cogió el teléfono.

                                                       4 años después

Los papas de Lulú murieron dentro de la casa. La familia  Wheler que era de Londres se mudaron a la casa de Lulú pero no sabían que allí había desaparecido una niña y que habían muerto unos padres. Todo el mundo lo sabía pero ellos NO.

La familia Wheler se había mudado hace 1 mes. La hija pequeña llamada Lucia jugaba con unas muñecas que ya estaban en la casa, la muñeca que antes tenía el cuchillo era una de las favoritas de Lucia. Su hermano no paraba de chincharla y una de esas veces le tiro la muñeca por la ventana. Al día siguiente los padres se fueron, Lucia se quedó en casa con su hermano. Cuando Lucia salió a jugar al jardín se encontró a su hermano muerto y con la muñeca al lado. Lucia salió corriendo al teléfono llamo a sus padres pero el cable del teléfono estaba cortado. Lucia se fue a la cama corriendo y se tapó hasta la cabeza con la sabana, cuando levanto la sabana Lulú estaba en los pies de la cama, Lucia un poco asustada le pregunto que quien era.

Los padres de Lucia llegaron a casa y no encontraron ni a Lucia ni a su hermano solamente vieron sangre en el jardín los padres asustados llamaron a la policía pero no le cogía el teléfono llamaron a mucha gente pero nada, nadie les cogía el teléfono.

Si te ha gustado esto te podría interesar más.

Deja un comentario