SÍMBOLO DE LA ESPIRAL: SIGNIFICADO DE LA ESPIRAL EN LOS CELTAS

La cultura celta es extremadamente misteriosa y fascinante; siempre ha atraído a miles de curiosos porque es muy rica en símbolos y significados ocultos. Lo que analizaremos hoy es la espiral, la famosa forma geométrica (a menudo presente en la naturaleza) que los celtas solían representar en numerosos objetos.

LA ESPIRAL, ¿QUÉ ES?

Lo garabateamos y lo dibujamos a menudo, nos atrae aunque no entendamos realmente por qué. La espiral es un símbolo atractivo que ejerce una fuerza casi magnética.

Esta particular forma geométrica (si se puede definir así), en realidad, no es más que una curva matemática que gira alrededor de un eje que se aproxima o se aleja de él. Dependiendo de cómo nos desplacemos a lo largo de él, se acerca o se aleja del centro.

Su mayor peculiaridad es que es infinito, no tiene principio y, por consiguiente, ni siquiera un final, pero dura ilimitadamente en ambas direcciones.

LA ESPIRAL EN LA NATURALEZA

Como dijimos antes, la espiral es una figura recurrente que se manifiesta espontáneamente en la naturaleza. Un ejemplo de esto es la concha de los caracoles, la cola de los camaleones cuando se tuerce y la forma de algunos moluscos marinos.

Esta forma, sin embargo, no es típica exclusivamente de algunos animales. También se puede encontrar en algunas especies de plantas suculentas y en fenómenos atmosféricos como ciclones tropicales y tornados.

El espacio también tiene espirales, algunas galaxias como la llamada “vórtice” son completamente de esta forma.

EL SIGNIFICADO DE LA ESPIRAL EN LOS CELTAS Y LOS VALORES SIMBÓLICOS

La espiral representa la concepción filosófica celta. Su movimiento lo hace dinámico, en constante crecimiento, expansión y desarrollo (al igual que los hombres). También representa al sol o al agua, ambos elementos vitales, dependiendo de cómo se dirija.

Estos dos elementos, unidos entre sí, proporcionan la tierra y por lo tanto la vida. Los celtas, grandes veneradores de la naturaleza en todas sus formas, vieron en la espiral la representación completa de la misma.

El movimiento de la espiral también la hace representativa del ciclo de vida completo entendido como un equilibrio perpetuo entre los elementos que componen la vida. Por lo tanto, desde este punto de vista, la espiral une polos opuestos como la muerte y la vida, la luz y la oscuridad, el bien y el mal, el hombre y la mujer, etc.

DIFERENTES TIPOS DE ESPIRAL

La espiral clásica no es la única que los celtas solían representar. Hay varios con connotaciones y significados específicos. Veamos los principales:

ESPIRAL HORARIA

Como dijimos antes, representa el sol y el verano. Otro de sus significados está relacionado con el viaje interior que todo hombre debe hacer desde el exterior, es decir, desde la parte más superficial, al interior, es decir, a la parte más íntima, profunda y espiritual de sí mismo.

ESPIRAL EN SENTIDO CONTRARIO A LAS AGUJAS DEL RELOJ

Representa el agua y el flujo migratorio de las tribus. Siendo, en la práctica, el sol por el contrario indica el invierno y el período frío. Desde un punto de vista simbólico también representa la introspección y la reflexión.

DOBLE ESPIRAL

Representa los equinoccios, es decir, las épocas del año en las que el día y la noche tienen la misma duración. Es un símbolo de equilibrio perfecto logrado a través de la comprensión. Por comprensión entendemos la intuición necesaria para comprender que la vida está compuesta por opuestos armoniosos y que todo lo que nace después muere y se convierte en energía vital de nuevo.

TRISKELE

Es quizás uno de los símbolos celtas más conocidos y representa el número tres y los tres aspectos del mundo material, a saber, el Cielo, la Madre y la Tierra. La suma de estos elementos y, por lo tanto, el símbolo en sí mismo son también representativos del fuego (el cuarto elemento natural de gran importancia).

ESPIRAL DE VIDA

Está hecho como el Triskele pero las tres espirales tienen direcciones opuestas. Su propósito es liberar la mente de pensamientos innecesarios y abrir las puertas a un nuevo estado de conocimiento. A nivel simbólico indica los tres ciclos de la vida (nacimiento, muerte, renacimiento) y su sucesión continua.

Deja un comentario