SIMBOLO DEL OJO DE HORUS

Hay muchos símbolos famosos que han llegado a nuestros días y se han convertido en parte de la imaginación colectiva en relación con la cultura egipcia. Uno de ellos es el Ojo de Horus, también conocido impropiamente como el Ojo de Ra.

Muchas momias de importantes faraones y numerosas tumbas llevaban este misterioso símbolo. Tutankamón también tenía un amuleto que representaba el Ojo de Horus bajo numerosas capas de vendas. Todo esto significa que, en ese momento, era un poderoso amuleto, con un fuerte significado simbólico y con su propia utilidad.

Ahora, juntos, intentaremos averiguar más sobre ello.

EL OJO DE HORUS: EL DIOS EN LA BASE DEL SÍMBOLO

Para entender mejor el símbolo debemos empezar por el que le dio el nombre: Horus. Como pueden imaginar, Horus era uno de los más antiguos y venerados dioses egipcios. A lo largo de los milenios cambió muchas formas y muchos nombres hasta que se identificó con Ra.

Horus era el dios halcón, el que sobresalía por encima de todos los demás. A lo largo de los siglos, gracias también a su veneración en todos los rincones de Egipto, los mitos y leyendas sobre él se han mezclado y cambiado. Lo que sabemos con certeza es que se presenta en dos formas: un adulto y un niño.

En el período más antiguo Horus era el dios de la caza, la belleza, el arte, la profecía y la música. En tiempos más recientes, antes del colapso de la civilización y después de la completa asimilación con el dios Ra, se había convertido en el dios del cielo: su ojo derecho representaba el sol mientras que el izquierdo representaba la luna.

Con esta nueva connotación de dios del cielo había adquirido grandes habilidades: podía verlo todo (clarividencia) y dominaba todos los elementos naturales manteniéndolos en equilibrio.

EL MITO Y EL OJO DE HORUS

Según la mitología, Horus es hijo de Isis (diosa de la maternidad, la fertilidad y la magia) y Osiris (dios de la muerte y el inframundo).

La leyenda dice que Osiris, el benefactor de la humanidad, fue asesinado y desmembrado por Seth, su hermano menor. Gracias a sus prácticas mágicas, Isis pudo recuperar las piezas esparcidas por todo Egipto y devolverle la vida temporalmente. La idea de Isis era concebir un hijo con Osiris que se convirtiera en su vengador.

De su unión nació Horus, el legítimo sucesor al trono de Egipto. Horus, gracias a la astucia de su madre, permaneció oculto durante toda su infancia. Isis lo mostraría al mundo y al tío Seth sólo cuando estuviera listo para vengar a su padre y derrotar a su tío.

La batalla entre los dos dioses duró ocho años durante los cuales trataron de luchar principalmente con astucia (pero no faltaron los intentos de violencia sexual y actos violentos). Durante una persecución en el desierto, Seth apartó los ojos de Horus. Encontrado por Hathor (diosa de la alegría y la sexualidad) se cura con la leche de la gacela. A partir de ese momento el ojo izquierdo, el ojo lunar, se convierte en un famoso símbolo lleno de significados.

TODOS LOS SIGNIFICADOS SIMBÓLICOS DEL OJO DE HORUS

El ojo, siguiendo este mito (del que se pueden encontrar muchas versiones diferentes), simboliza la realeza, la nobleza y la pureza. Horus luchó arriesgando su vida para defender sus afectos y hacer justicia a su padre fallecido. Por esta razón se usó en las tumbas de los grandes faraones que, en vida, habían sido justos y respetables.

También es un símbolo de protección y buena fortuna. Todavía hoy se representa en joyas o tatuado con la esperanza de que pueda expulsar el mal y garantizar una vida pacífica.

Otro significado está relacionado con el renacimiento. Una variación del mito dice que el ojo de la luna de Horus fue dado a Osiris, permitiéndole revivir y continuar el ciclo de las estaciones.

Deja un comentario